Gibson Robot: la guitarra del futuro

Post thumbnail


Hace ya unos años, se lanzó la primera guitarra robot y no podía ser sino de una de las míticas compañias de este rubro como GIBSON. La Gibson Robot es un modelo Les Paul con acabado Blue Silverburst capaz de afinarse por sí sola. Nada más y nada menos!

Entre sus posibilidades de afinado automático no sólo se encuentra el modo de afinación estándar (mi-si-sol-re-la-mi, de la primera a la sexta cuerda), sino también modos de afinación sobre los que se tocan canciones famosas de rock. Los 6 modos de afinación no estándar preinstalados se utilizaron en éxitos que van desde “Honky Tonk Women”, de los Rolling Stones, “Voodoo Child”, de Hendrix, o “Going to California”, de Led Zeppelin, hasta “The Circle Game”, de Joni Mitchell...

Continúa leyendo

El ojo de Horus

Post thumbnail


El Ojo de Horus, o Udyat "el que está completo", fue un símbolo de características mágicas, protectoras, purificadoras, sanadoras, símbolo solar que encarnaba el orden, lo imperturbado, el estado perfecto. El Udyat es un símbolo de estabilidad cósmico-estatal.

Horus era hijo de Osiris, el dios que fue asesinado por su propio hermano Seth. Horus mantuvo una serie de encarnizados combates contra Seth, para vengar a su padre. En el transcurso de estas luchas los contendientes sufrieron múltiples heridas y algunas pérdidas vitales, como la mutilación del ojo izquierdo de Horus. Pero, gracias a la intervención de Thot, el ojo de Horus fue sustituido por el Udyat, para que el dios pudiera recuperar la vista. Este ojo era especial y estaba dotado de cualidades mágicas...

Continúa leyendo

La fábula del Sapo y el Escorpión

Post thumbnail


Había una vez un sapo que estaba en la orilla de un río recostado en una roca, mientras un escorpión que lo observaba detrás de unos arbustos, se acercó al sapo y le dijo:

-¿Me ayudarías a cruzar al otro lado del río? Yo me subo en ti y tu nadas hasta el otro lado.

-No, no puedo hacerlo, -dijo el sapo- si tú te subes en mí, puedes picarme y voy a morirme.

-Piénsalo, si yo te pico en el río tu morirás, pero también yo moriré, por que si tu te hundes yo me hundo y moriré junto contigo, solo quiero ir al otro lado, ¿me ayudarás?

Después de meditarlo por unos segundos el sapo accedió...

Continúa leyendo